"Campeón, tal vez ya no"

Valentino Rossi

CAMPEÓN, TAL VEZ YA NO

Ed Martínez.-

Ed Martinez

Fue como una estocada en el corazón. Apenas despuntaba el alba y el drama se había hecho presente. Aquello se presentó como una dolorosa revelación, Valentino Rossi lo había hecho todo, siguiendo la pauta que nos ha encandilado durante décadas y que provoca la fascinación que nos catapulta en horas de la madrugada, para encender el televisor y paladear las siempre suculentas exhibiciones del italiano.

Le Mans era el magnífico escenario para otra notable remontada del multicampeón, y Valentino nos mantuvo como es habitual, en el filo de la butaca. Fiel a su inveterada costumbre, administró sus recursos, nunca fue el más rápido pero sí el más constante, batalló con Zarco por el segundo puesto, mantuvo a la distancia a Marc Márquez y restando sólo tres giros para cerrar la carrera se colocó detrás del líder, su coequipero Maverick Viñales.

Faltando dos vueltas lo atacó con determinación y tomó la punta de la prueba, quedando un solo giro para culminar cruzó la línea de sentencia como puntero de la prueba, ante el delirio de los “tifossi”. Pero Maverick Viñales no se resignó a quedar en el segundo puesto y lo presionó hasta que Valentino cometió dos errores consecutivos, algo impensable para el veterano de Urbini. Primero se fue largo en una curva a la derecha y luego se cayó cuando solo quedaban dos curvas para llegar a la meta.

Aquella escena con Rossi deslizándose fuera del circuito, fue como una emboscada, perdí la inocencia y la ilusión de un solo golpe, sin meditarlo me llegó a la cabeza la terrible idea, Valentino siempre será uno de los más grandes de toda la historia, pero campeón del mundo por décima ocasión, tal vez ya no.

Me levanté de la cama y apagué el televisor, alguien me arrebató los sueños y las quimeras de un modo grotesco. Lo lamento por mí y por los millones de seguidores del astro italiano.
Después de todo este despojo, ya solamente me queda el recurso del mítico relato del Ave Fénix; ¡Forza Valentino!